miércoles, 18 de mayo de 2016

A razón de 8 pobres por minuto se aleja el sueño de la revolución de la alegría


Irónicamente por Facebook convocan a Plaza de Mayo el primero de julio para festejar la llegada de la prosperidad que promete el Gobierno para el segundo semestre. Está coagulando un antimacrismo. Mientras tanto, el conurbano es una caldera. Las universidades suspendieron las clases nocturnas porque no pueden afrontar los gastos de luz, los clubes de barrio redujeron sus actividades, se pararon las changas, bajó el consumo de leche, aumentó el de harinas y cada vez más chicos concurren a los comedores escolares. Preocupante: se pierden 2 mil empleos diarios.

Un diario platense tituló su portada hace unos días: "La ciudad harta de piquetes". Un taxista que me llevó hasta el centro en una de esas mañanas de alta tensión, dijo en voz alta y con enojo durante el viaje que " arrojaría un cajón de granadas para que se terminen los cortes". Son postales que forman  parte de una realidad que incomoda, pero que no se puede esconder debajo de la alfombra, menos cuando los sueldos no alcazan para llegar a fin de mes y los despidos continúan, pese a las promesas que le hicieron los empresarios al Presidente. El diputado Facundo Moyano fue claro: "no se puede poner a los lobos a cuidar las ovejas".
En cinco meses de gestión, las medidas recesivas lo que han logrado es alinear a la mayoría de  las fuerzas de la oposición en cuatro protestas multitudinarias. Marcan claramente que el termómetro social está al rojo vivo. Aunque con perfiles diferentes, se dio la paradoja que se unieran grupos y dirigentes que estuvieron separados durante 15 o 20 años.¡ Macri lo hizo!, disparan desde la dirigencia gremial y están dispuestos a pintarse la cara, presionados por  el aliento en la nuca de las bases.
Los caciques sindicales, creen observar en la matriz de Cambiemos, una reedición de las polìticas neoliberales del menemismo. Sorprendió por ejemplo, observar recientemente un palco único para todas las CGT y las CTA . O los estudiantes de izquierda y los kirchneristas marchando juntos. Es evidente, que existe un elemento que en términos políticos ha comenzado a germinar. Se trata de un incipiente antimacrismo que coagula las diferencias ideológicas y unifica para salir a exteriorizar la bronca por las calles.

EL RELATO DE UN PAIZ FELIZ
 
El Gobierno no quiere reconocer la realidad y alienta sin demasiado sustento la idea del país felíz para el segundo tramo del año, algo que hoy parece más lejano. Tal vez la apuesta tengan que extenderla al "tecer semestre". En Facebook ya hay una ofensiva opositora. Se trata de una cadena que apunta a organizar una fiesta para celebrar la llegada del segundo semestre, en el que Macri depositó todas las expectativas del repunte de la economía, la baja de la inflación y el ingreso de fondos por créditos e inversiones. El evento está convocado para el primero de julio en Plaza de Mayo y ya cientos de usuarios confirmaron su asistencia. “Te esperamos el 1 de Julio para recibir juntos el segundo semestre que nos deparará alegría, bienestar y felicidad”, se asegura en el texto. “Traé tu paraguas y ponelo al revés y lo llevarás lleno por la lluvia de dolares que caerá. Seamos felices. La revolución de la alegría está llegando”, remata la invitación con ironía.

MENOS LECHE Y MAS HARINAS

En este contexto, hay datos preocupantes de la realidad que se disparan desde fuerzas que en su momento se han mostrado como aliadas del Gobierno, como el Frente Renovador. El ex ministro de Desarrollo Social de la provincia, Daniel Arroyo, aseguró que la situación social en el Conurbano bonaerense es crítica y habló de un "fenómeno de empobrecimiento" generalizado. Arroyo puso sobre la mesa hechos muy puntuales. Uno de ellos es que “bajó el consumo de leche y de carne” y “subió el de harina”, lo que demuestra que “la gente se está alimentando mal”. A su vez, aseguró que “aumentó la cantidad de personas que van a comedores. 
Es evidente que la plata no está alcanzando, se pararon las changas y cuando esto ocurre, se frena todo. 
En una charla muy reciente. un intendente me manifestó que ya hay síntomas de la caída de la recaudación, cada vez más gente que golpea las puertas de los municipios para pedir alimentos y creció la plantilla de pacientes que se atienden en las salitas de los barrios. El Conurbano está ante una situación realmente muy delicada en el plano social, por el parate de las changas, el sobreendeudamiento y por el aumento del transporte, se señaló. En ese sentido, aseguró el vocero que existe un “fenómeno de empobrecimiento, de movilidad social descendente”. 
No obstante, el alcalde se mostró “impresionado” con que “la sociedad todavía tiene expectativas con el nuevo Gobierno” y advirtió que “no parece haber reacción de Macri, ni de la provincia de Buenos Aires. Creo que la Gobernadora camina más, le pone más el cuerpo pero no ha habido políticas hasta acá concretas para aumentar la capacidad y los ingresos de los sectores más pobres”, recalcó. Otros datos preocupantes que acercó el jefe comunal, tienen que ver con que varias universidades del Gran Buenos Aires debieron suspender las clases nocturnas porque no pueden hacer frente al gasto por  las nuevas tarifas de luz. Otro tanto ocurre con los clubes de barrio, que redujeron sustancialmente sus actividades.

LA CRISIS LE PEGA A TODOS

El congelamiento en la actividad económica ya no solamente impacta en los resultados de las PyMES. Ahora se sumaron a ese pelotón algunas de las principales empresas del país, como Telecom, SanCor, Mastellone, e YPF, que vieron recortadas sus ganancias o bien profundizaron sus pérdidas.
El peor desempeño se produjo en el primer trimestre de 2016 y pudo comprobarse en los balances que enviaron las propias compañías a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el órgano de control bursátil. 
Durante el primer trimestre, las pymes en el país redujeron su plantilla de empleados en 1,2% y registraron una baja en la cantidad de ventas del 4,5%, de acuerdo a un informe publicado por el Observatorio Pyme, dependiente de la Unión Industrial Argentina. Según CGERA, en tanto, el nivel de actividad de las pymes ya se redujo un 25%.
Tratando de recuperar el tiempo perdido, Macri salió a mostrar que vienen meses de inversiones y puestos de trabajo. El y sus ministros se fotografiaron con directivos de Siemens, de Pampa Energía y de Mc Donalds para transmitir el optimismo que debe acompañar cada período de vientos en dirección contraria. No obstante, necesitarán mejores mecanismos para convencer a la sociedad de que las medidas económicas conducen a la baja de la inflación, a la recreación del empleo y al retorno de la reactivación.
 
HABLAN LAS ENCUESTAS 

Otro de los problemas que se observan en la gestión de Macri es la falta de mecanismos eficientes para comunicar lo que se hace. El Presidente convive con el estigma que afirma que lidera un gobierno para ricos, que privilegia los intereses de los actores más poderosos y al que poco le importan los sectores populares. En los primeros cinco meses de gobierno se observan medidas que provocaron fuerte rechazo social y no fueron debidamente explicadas las razones de por qué se llegó a ello. El aumento de las tarifas, la suba del combustible y la persistencia de la inflación, sumados al renovado temor a perder el trabajo aparecen al tope de la lista negra. No obstante, en otra vertiente surgen como positivos los anuncios de construcción de viviendas y cloacas, con la consiguiente creación de empleos y el aumento y extensión de la Asignación Universal por Hijo y la reducción del IVA para sectores vulnerables, entre otros. Estas medidas aparecen como desteñidas, ante la falta de persistencia de los funcionarios para exhibirlas como logros positivos ante la opinión pública.
Las deficiencias en la gestión por primera vez han comenzado a emerger en la imagen presidencial. Los que opinan mal o muy mal de Macri superan el 50% frente a los que opinan bien o muy bien. El saldo negativo es de más de cuatro puntos. Ahora cuando se pregunta sobre la gestión del Presidente, sus aciertos y errores, los números son aún más desalentadores para la Casa Rosada, ya que se observa un saldo negativo en más de nueve puntos, según las conclusiones de una encuesta realizada entre 1.200 personas en todo el país por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que comanda el sociólogo Roberto Bacman. Estas evaluaciones adversas se asientan principalmente en la economía ya que nada menos que la mitad de los consultados admitieron tener un amigo o un familiar que perdió su trabajo en los últimos meses. Y, además, la inflación es considerada en la actualidad el problema más grave –tarifas, precios– dado el recorte del salario real que significa. Uno de los datos llamativos es el cambio que se produjo en este mes, donde la imagen negativa de Macri está por encima de la positiva. En abril seguía habiendo una leve ventaja de los que opinaban bien o muy bien sobre el Presidente. En mayo, la tendencia se dio vuelta.
EL COLMO DE VENDER CARNE EN FETAS

Está claro, que el  oficialismo hoy debe lidiar frente al deterioro de los salarios por la escalada de precios, además del desempleo, factores que se alzan como un coctel explosivo. El aumento de la Canasta Básica de FIEL trepó al 22,7% en cuatro meses, algo inédito en la última década. Hoy las cadenas de supermercados y los pequeños comerciantes han llegado al colmo de ofrecer carne en fetas de 100 gramos para sostener las ventas, algo nunca visto en el país de los alimentos. 
Además, el aumento del pan que se fue a $40 el kilo, también desvanece el sueño de los más humildes de mojarlo en el mate cocido para engañar al estómago durante la cena.
Frente a este panorama, la canasta básica proyecta un crecimiento semestral del 30% mientras que jubilaciones, pensiones y AUH se actualizaron al 15% para seis meses y todas las convenciones colectivas conocidas giran en torno a apenas el 30% anual de actualización. Ello ha originado un millón cuatrocientos mil pobres en cuatro meses, a razón de ocho por minuto. Tal como marca el ex ministro Daniel Arroyo, la ecuación ha provocado que se duplicara el número de niños que concurren a los comedores escolares, en relación al año anterior. 
Otro de los rubros más castigados es la construcción, que perdió 57 mil empleos por la paralización de la obra pública y el plan PROCREAR. También existe una fuerte caída en la actividad privada a punto que los proveedores de insumos para este rubro muestran un descenso de 22,3% respecto a abril de 2015.
 Esto explica que por cada puesto de trabajo directo que se pierde en la construcción, por el efecto multiplicador sobre actividades afines, se pierden otros dos puestos de trabajo de manera indirecta, muchos de ellos informales, por lo que la magnitud del daño sobre la trama de empleo es mucho mayor que la que refleja la estadística de la UOCRA. La actividad petrolera también ha sufrido los efectos de la crisis, generando tres mil despidos. Hay hay que sumar además 33.052 cesantìas de estatales. 

SE PERDIERON 250 MIL EMPLEOS

La suma del sector formal privado y el estatal marcan que se han perdido no menos de 200 mil empleos, a los que hay que sumar el trabajo informal. que es de difícil registro. Aunque el Gobierno habla de una sensación, los relevamientos privados en la sumatoria total, dan cuenta que se han perdido en total unos 250 mil puestos de trabajo en cuatro meses, algo así como dos mil empleos diarios. 
Frente a este panorama, el  ministro de Trabajo, Jorge Triaca, echó más nafta al fuego al plantear  la posibilidad de aplicar descuentos a trabajadores que ejerzan el derecho a huelga y propuso discutir temas como productividad y ausentismo.  Triaca no hizo más que rendir un involuntario homenaje a su padre, que ocupó el mismo cargo en los primeros años del gobierno de Carlos Menem y también intentó avanzar sobre la potestad de los trabajadores de protestar por sus condiciones de trabajo. La idea fue rápidamente rechazada de plano por diferentes sectores del sindicalismo.
Lo peor que podría ocurrir es afectar a las industrias que producen para el mercado interno e impulsar el aumento del desempleo, con el objetivo de disciplinar a los trabajadores con caída de salarios reales. Los especialistas sostienen que en las inversiones extranjeras directas que se aplican con fines productivos se demandan dos cosas de temer. Una es que los obreros sean baratos. Y la otra, que estén desorganizados, sin la acción de sindicatos.
Por como viene la mano para el bolsillo, habrá que desenterrar la vieja frase del ex ministro de Economía, Alvaro Alsogaray, de "pasar el invierno", cueste lo que cueste.

1 comentario:

Blogger dijo...

FreedomPop is Britian's only FREE mobile phone provider.

Voice, SMS & data plans always start at £0.00/month.